*Diputado Dr. Patricio Rosas lamentó la falta de apoyo para investigación y criticó negativa de otorgar apoyo para investigación. 

*En respuesta a oficio de la Cámara de Diputados, Ministro Couve sugiere posibilidad de suscribir acuerdos internacionales con la finalidad de permitir a los investigadores progresar con la investigación.

El 11 de marzo del año pasado, debido a la alta propagación y gravedad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró pandemia mundial por Covid19. Desde esa fecha hasta ahora – mientras el virus  continúa afectando la vida de la población mundial- un grupo de investigadores del equipo científico del Laboratorio de Biotecnología de la Universidad Austral de Chile, liderado por el Dr. Alejandro Rojas-Fernández,  ha trabajado incesantemente para lograr  crear un anticuerpo capaz de neutralizar el virus SARS- Cov 2 (que provoca la enfermedad) y sus variantes.  

   Para alcanzar este avance, se ha contado con el apoyo del Gobierno Regional, que ha transferido recursos para apoyar las fases iniciales. Sin embargo, para las etapas posteriores se solicitó más apoyo financiero de fondos nacionales y, a pesar de la insistencia ante el Ministerio de Ciencia, la respuesta hasta ahora ha sido de una rotunda negativa.

 Ante este panorama -casi 4 millones de muertos en el mundo – y dada la urgencia en materia de salud pública de contar a la brevedad con una terapia efectiva para salvar la vida de quienes enferman de Covid19, la Universidad Austral de Chile (UACh)  informó el pasado 14 de junio la firma de un acuerdo de licencia comercial internacional con  la empresa europea NanoTag Botechnologies. “A través de este contrato de licencia, la UACh acordó y autorizó la comercialización y distribución a nivel internacional del anticuerpo W25 contra el SARS-CoV2 para su uso en investigación. De esta manera, se pone a disposición de la comunidad científica de todo el mundo el anticuerpo W25, que ha demostrado ser uno de los de mayor afinidad con el virus, de acuerdo con la evidencia obtenida por investigaciones tanto en Chile como en el extranjero”.

  La noticia generó sentimientos encontrados. Por un lado, alegría por el avance que corrobora el alto nivel de los investigadores chilenos y también frustración por no contar con el respaldo gubernamental ni los recursos públicos necesarios. Así lo manifestó el diputado de la región de Los Ríos, Dr Patricio Rosas, quien ha entregado desde el inicio su apoyo al equipo de investigadores. 

   “Desde abril del año pasado que estamos apoyándolo porque es un descubrimiento muy importante y los médicos y la gente que trabajamos en ciencia sabemos que es un descubrimiento muy importante que hay que desarrollarlo. No podemos cifrar todo el manejo de las pandemias y de los años que vamos a convivir  con este virus solo en vacunas que demoran en prepararse, sino que tenemos que tener una terapia también para los pacientes que no pueden ser vacunados o los que no van a generar defensas con las vacunas, tenemos que tener una respuesta para tratar estos pacientes graves”, explicó.

  Además, expresó que la investigación fue expuesta en la Comisión de Ciencia “e hicimos un proyecto de resolución que fue aprobado por toda la Cámara donde se le pidió al Presidente de la República que destinen los fondos que se necesitan para hacer la fase clínica que se requiere en este tratamiento, explicando que además es una modalidad que ya ha funcionado para otros virus como el virus sincicial”.

RECURSOS

   Recordó que se efectuaron presentaciones ante el ministro de Salud Dr. Enrique Paris y de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve y “lamentamos que con todas las evidencias, siga habiendo una respuesta que no, que esto está en una fase demasiado preclínica, por tanto los recursos que tiene el Ministerio de Ciencia sólo son para fase clínica y en general son 60 millones como máximo y  se requieren 2 mil  500 millones y eso ya sobrepasa todo el presupuesto para repartir en  todos los proyectos del Ministerio de Ciencia”.   Por tanto, agregó, “esto demuestra que el Ministerio no tiene ni siquiera un atisbo de lo que se requiere en recursos para el desarrollo científico de verdad, sino que solo para dar el primer empujoncito y eso no es lo que Chile necesita para desarrollar la ciencia”.

 Ante esto, mencionó que “afortunadamente hay otros países que sí saben la importancia de este descubrimiento,como Alemania, Australia que están yendo por su carril y también están con esta patente,  teniendo ahora  la posibilidad de hacer desarrollo ,investigación con este nanoanticuerpo y probablemente desarrollen algún tipo de tratamiento que sea eficiente. Es una pena que finalmente una investigación de tanta importancia no se haya apoyado y siga todavía buscando recursos”.

  RESPUESTA DEL MINISTRO COUVE

A través del oficio N°l° 203/19/2020 la Comisión de Ciencias y Tecnología de la Cámara de Diputadas y Diputados remitió al Ministro de Ciencia “antecedentes respecto de la propuesta del académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile, doctor Alejandro Rojas Fernandez, consistente en el desarrollo de nanoanticuerpos de alpaca, en la forma de un nebulizador terapéutico que permita detener la replicación del virus en la vía aérea desde la región nasofaríngea hasta los alvéolos, haciendo presente el parecer unánime de sus integrantes respecto de la trascendencia de este estudio”.

 Y en el segundo párrafo, se indicó que “en tal sentido, la Comisión acordó consultar a Ud.. su opinión respecto de esta interesante propuesta y solicitarle analizar la posibilidad de financiar su investigación, que podría contribuir de forma muy significativa a detener la severidad y el contagio de Covid-19”.

 En la respuesta a dicho oficio, (Ord N°548), el Ministro Couve indica: “con respecto a la solicitud, cumplo con señalar que estamos al tanto de estas investigaciones, pues en el mes de septiembre pasado, en el marco de solicitud efectuada por ley de lobby, junto a la Seremi doña Olga Barbosa, recibimos al Dr. Alejandro Rojas. a don Hans Richter (Vicerrector de Investigación, Desarrollo y Creación Artística) y a don Germán Rehren (Director de Desarrollo e Innovación), todos de la Universidad Austral. Asimismo, conocemos de los procesos de evaluación efectuados por pares a los que se ha sometido el desarrollo del trabajo previamente individualizado y que se trata de una investigación que persigue en etapa de laboratorio un anticuerpo de camélido que, eventualmente podría ser de utilidad para algún tratamiento contra el Covid-19 en humanos”.

   Luego, agrega que “sin embargo, cabe mencionar dos cosas. La primera, es que en el mundo sólo existe un producto basado en este tipo de anticuerpos que ha recibido aprobación de uso, en condiciones muy restringidas y después de muchos años de pruebas. La segunda, es que para que la investigación del Dr. Alejandro Rojas pase de aislar el anticuerpo a la etapa de humanización, producción, ensayos clínicos y comercialización, se requieren años de desarrollo, con su respectivo financiamiento”. Y se agrega que independiente de lo anterior, dicha repartición “no tiene la facultad para financiar este tipo de proyectos de investigación de forma directa”.

   Además, en la respuesta se explica que el sistema de financiamiento de I+D de nuestro país está basado en la competencia entre diferentes proyectos y exige la evaluación de pares. Estos criterios han sido recogidos por la ley N° 21.105, que crea el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, por ejemplo, en relación con el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico”. Y aunque no dice relación con la consulta efectuada en el oficio emitido desde la Comisión de la Cámara, el ministro igual menciona que “el proyecto de los anticuerpos de camélidos como tratamiento y como aplicaciones en detección del virus SAR-CoV-2 fueron presentados por el investigador Dr. Alejandro Rojas al Fondo Covid-19 de ANID, y al fondo SiEmpre de CPC-SOFOFA. En ambos casos hubo evaluación de pares, específicamente, en el primer caso, por investigadores del área, y en el caso del fondo privado SiEmpre, por especialistas en productos farmacéuticos, inversores y biotecnológicos, y en los dos casos, el proyecto no fue seleccionado dentro de los beneficiarios”. Además, aunque no fue motivo de la consulta en el oficio, se responde sobre otros proyectos adjudicados por la UACh y por el investigador.

  Estos mismos motivos se reiteran en la respuesta dada a otro oficio ( N° 72937 de abril de 2021). Este documento fue enviado por varios  diputados , entre ellos Iván Flores y Patricio Rosas y en su respuesta el ministro agrega que la tecnología respecto a los nanobodies de camélidos, se conoce hace muchos años, afirmando que existen en el mundo varias investigaciones. “Por ejemplo, en mayo del 2020 se publicó un estudio desarrollado en Texas, que muestra la selección de candidatos nanobodies de llama que inhiben la entrada del virus SARS-CoV-2 a las células. Asimismo, en el mes de noviembre del año pasado, se publicó a su vez otro estudio que demuestra que es posible obtener nanobodies con afinidades mayores que las reportadas por el doctor Alejandro Rojas”.

OFICINA DE TRANSFERENCIA

   Igualmente, aunque se consulta por esta investigación en específico, se responde que el investigador no ha carecido de apoyo económico en el desarrollo de sus proyectos.

Y el ministro indica que “la Universidad Austral de Chile cuenta con una Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL) que también ha recibido fondos públicos. Ésta se encuentra encargada de la transferencia tecnológica del conocimiento generado en la Universidad a través de un trabajo mancomunado con sus investigadores, para generar impactos beneficiosos en la sociedad. En lo relativo a la posibilidad de suscribir acuerdos internacionales con la finalidad de permitir a los investigadores progresar con la investigación en comento, la Universidad Austral de Chile puede recurrir a dicha alternativa directamente”.

   VER OFICIO

Y fue eso lo que ocurrió. Según explicó el Dr Alejandro Rojas-Fernández, tras la firma del acuerdo: “Hemos generado una familia de anticuerpos que son capaces de unirse de forma extraordinaria a la proteína externa del virus SARS-CoV2 conocida como Spike, y este anticuerpo ha sido finalmente licenciado a la compañía NanoTag, una compañía experta en la producción y comercialización de nanobodies, y que hoy día ha tomado nuestro anticuerpo y lo ha puesto a disposición de la comunidad científica y a la venta tanto en Estados Unidos, Europa y Asia. Estos anticuerpos hoy en día han sido modificados, se pueden encontrar en todos los colores, también han sido modificados para poder vincularse con actividad enzimática y se usan, por ejemplo, para poder detectar el virus en autopsias de pacientes. Así también se pueden modificar para poder enriquecer el virus y purificarlo o detectarlo de forma más sensible”.

 

 

 

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *